Oída a las partes éste Tribunal en función de Control N° 12, decide: ADMINISTRANDO JUSTICIA EN NOMBRE DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA Y POR AUTORIDAD DE LA LEY emite el siguiente pronunciamiento: PRIMERO: A los efectos de determinar la aprehensión en flagrancia es necesario previamente analizar la existencia del delito imputado es decir el delito de Actos Lascivos. Nuestro Legislador establece como punible los actos lascivos que no tengan por objeto el acto carnal, sin embrago no define en que consisten los actos lascivos. Doctrinariamente y de manera pacifica se ha determinado que son tales, todos aquellos actos obscenos que persigan un placer sexual o cualquier otro fin libidinoso, resaltando como ejemplo los tocamientos impúdicos a la victima, el desnudarla, o cualquier otro acto que satisfaga la concupiscencia sexual., De las catas presentadas a este Tribunal se desprende, tanto de la declaración referencial que hacen los funcionarios actuantes así como de la denuncia de la victima, el hecho de que esta fue amenazada de violación y de que la iban a matar, así mismo señala la victima que la hicieron caminar hacia un cerro amenazándola de muerte si gritaba; estos hechos no encajan en lo que se conoce como actos lascivos; por el contrario, si la intención era violarla se excluye por completo el tipo penal del articulo 377 y 378 del Código Penal, pues el mismo hace referencia a los actos lascivos que no tuvieron por objeto el delito previsto en el articulo 375 ejusdem, relativo a la violación. En el caso de que estuviéramos en presencia del delito de violación en grado de tentativa, según lo que se evidencia de las actas, es decir, por la intención de violarla, es necesario poner de manifiesto que aun en este supuesto no existen actos preparatorios externos que pudiera calificar la tentativa de este delito pues la manifestación de la intención de cometer el delito, si no va acompañada de un acto físico e inequívoco que se corresponda con esa intención no es suficiente para que se configure la tentativa en este delito. Concluye entonces este Tribunal que el hecho de ser amenazado de muerte y de violación, que es lo que se desprende de la denuncia, sin ningún otro acto físico destinado a la consumación del delito, no puede considerarse como punible. Ha reiterado la doctrina y la Jurisprudencia sobre este particular que no es punible el ánimo pura y simplemente sin estar acompañado de otro acto físico que lo evidencie. SEGUNDO: Habiéndose determinado la ausencia de delito en la presente causa se Declara Sin Lugar la solicitud de Aprehensión en Flagrancia realizada por la Fiscalia. TERCERO: No existiendo, a juicio de este Tribunal, delito que se evidencie de las actas traídas a su conocimiento, resulta inoficioso y no pertinente entrar a analizar la responsabilidad del imputado. CUARTO: Se decreta en consecuencia la Libertad Plena para el ciudadano OSCAR JOSE GOMEZ OROPEZA, quien se identifico como quedo escrito ,titular de la Cedula de Identidad N° 5.935.847, nacido el día 23-09-63 , soltero, de 41 años de edad, venezolano, mayor de edad, natural de Carora, Estado Lara , profesión u oficio Latonero , residenciado en la Calle Vargas, Casa N° 01-83 de esta ciudad, hijo de Carolina Gómez y Cirilo Oropeza .Librese la correspondiente boleta de Plena Libertad ..Emítase la respectiva Resolución Judicial. Quedan notificadas las partes de la presente decisión. Es todo terminó siendo las 4:30 PM, se leyó y conformes firman.-
JUEZ DE CONTROL No. 12

Dra. SULEIMA ANGULO GOMEZ


FISCAL AUXILIAR DEL MINISTERIO PÚBLICO

DRA. IRAIMA ARANGUREN
DEFENSORES

ABG. JESUS BASTIDAS ABG. MARSIL GOMEZ

ABG. FELIPE LOPEZ


EL IMPUTADO


ALGUACIL LA SECRETARIA DE SALA

ABG. MARISTELA CARRASCO